Términos y Condiciones

La cancelación efectuada por el usuario dentro de los 10 días anteriores a la fecha de llegada da lugar a las siguientes penalizaciones:

a) Reserva por dos o menos días, el 50% del precio total de estancia.

b) Reserva por más de dos días y hasta siete días, el 30% del precio total de estancia.

c) Reserva por más de siete días, el 25% del precio total de estancia.

Las anteriores penalizaciones no son aplicables cuando la cancelación se produce por causa de fuerza mayor, debidamente acreditada.

El usuario tiene derecho a cancelar la reserva confirmada, sin penalización, siempre que se haga antes de los diez días anteriores a la fecha de llegada. Recuerda que en la reserva de alojamientos turísticos no dispones de los 14 días de desistimiento.

Cuando la persona usuaria de un establecimiento de alojamiento abandone la unidad reservada antes de la fecha hasta la que la tenía reservada, la persona titular del establecimiento puede solicitar hasta el equivalente al 50% del precio total de los servicios que queden por utilizar.

Si no hemos confirmado la reserva en un plazo de 24 horas, se entiende que no ha sido aceptada o ha habido algún problema. Por favor, póngase en contacto para averiguar qué ha pasado.

El cliente reconoce y tiene claro que el presente contrato no es un contrato de alquiler de vivienda, es un contrato de alquiler turístico. El total de plazas ocupadas será de 8 personas. El cliente no puede alojar un mayor número de personas que lo aquí pactado. No se permite invitar a hacer uso de las instalaciones a otras personas que no figuran en el total de plazas ocupadas de este contrato, a no ser que se pida a la propiedad (con un coste extra a convenir). El precio y la estancia está fijado en el apartado «Tarifas y contacto».

La propiedad ha mostrado el establecimiento al cliente antes de ocuparlo, y éste está de acuerdo con el estado de higiene del mismo, así como en su contenido material y precio. La empresa o persona encargada tiene derecho a entrar en el establecimiento, bien sea para hacer comprobaciones rutinarias del estado del mismo, bien por causa mayor o de otros inconvenientes. El cliente es responsable de los daños que pueda ocasionar durante la estancia. Cualquier problema en aparatos o servicios que pueda presentarse en el establecimiento, se comunicará al propietario.

No se admiten animales domésticos.

En los espacios exteriores, la propiedad no se responsabiliza de accidentes. En caso de alojarse niños, los padres o tutores son íntegramente responsables de su vigilancia y tutela.

En caso de robo la propiedad declina toda responsabilidad, siendo el cliente libre de suscribir un seguro con terceras personas para cubrir tal eventualidad.

El cliente se compromete a enviar los términos y condiciones de este contrato en el resto de alojados.