Una comida rústica y familiar

Una comida rústica y familiar

Hoy queremos compartir una comida muy de campo, de masía en medio de viñedos en Francia, ya que te compartimos dos recetas del libro “A kitchen in France” de Mimi Thorisson. Creemos que puede ser una comida perfecta para que lo puedas hacer cuando vengas a nuestra casa con tu familia o amigos, pues la base de esta comida son las salchichas de cerdo y en nuestra zona en puedes encontrar muy buenas.

SALCHICHAS ASADAS CON VINO TINTO E HINOJO
Ingredientes (para 4 personas):
– 12 salchichas de cerdo de calidad
– 1 bulbo grande de hinojo, en rodajas
– 1 cebolla grande, en rodajas
– 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
– 1 cucharada sopera de mostaza de Dijon
– 1 vaso de vino tinto (240 ml)
– unas ramitas de romero fresco
– 2 cucharadas soperas de mantequilla
– sal gruesa
– pimienta negra molida al momento
Precalentar el horno a 180º.
En un tazón pequeño, mezclar la mostaza con el aceite. Poner las salchichas en una bandeja de horno honda y derramar la mixtura de la mostaza por encima de éstas (que queden bien untadas). Poner a asar durante 20 minutos.
Pasados estos minutos ya podemos sacar la bandeja y añadir el hinojo laminado, la cebolla, el romero y salpimentar ligeramente. Remover todo para que se impregne con el aceite.
Volver al horno durante unos 25 minutos aprox (hasta que las salchichas se doren). Ten en cuenta que a media cocción le tienes que dar la vuelta y remover para que se vayan haciendo igual por todos lados.
Ahora toca añadir el vino tinto, la mantequilla y volver a hornear durante unos 10 minutos más (o hasta que veas que la salsa está espesa).
Servir bien caliente acompañado de un puré de patatas y ya tendrás la comida completa.
PURÉ DE PATATAS AL AJO
Ingredientes (para 4 personas):
– 900 gr patatas nuevas peladas y rebanadas a 1.5 cm aprox
– 60 ml nata de cocina
– 60 gr mantequilla a temperatura ambiente
– 2 granos de ajo picados
– sal fina
– pimienta molida al momento
Poner a hervir las patatas en un bote cubierto con agua fría y un poco de sal. En unos 10-15 minutos ya estarán tiernas y bien cocidas.
Quitar el agua de las patatas y devolverlas al bote donde las chafarás hasta que queden como un puré (más o menos fino, según tu gusto). Añadir la nata líquida, mantequilla y el ajo y mezclar bien con una cuchara de madera. Salpimentar y listos.
Si lo haces antes y lo quieres mantener caliente, dejarlo en baño maría hasta el momento de servir.
Esperamos que cocines estas recetas y las disfrutes tanto como nuestra casa.
Bon apétit!


No te pierdas las novedades

Suscríbete a nuestra newsletter