«Panellets» de Casa Les Germanes

panellets

«Panellets» de Casa Les Germanes

En Catalunya la noche antes del Día de los Difuntos es típico celebrar la Castanyada, una fiesta donde se comen castañas, boniatos asados, panellets y se bebe vino dulce en compañía de tu familia o amigos. En Casa Les Germanes solo ha habido un año (durante el confinamiento) que no se ha podido celebrar, porque es una de las fechas típicas en las que siempre tenemos la casa con invitados.Los «panellets» los puedes comprar en las pastelerías y panaderías, aunque en casa nos gusta hacerlos nosotras mismas, por lo que aquí tienes nuestra receta familiar…
panellets
La receta es para unos 25-30 panellets, dependiendo si haces las bolitas más o menos grandes (15 de piñones, 10 de almendra y 5-10 de coco)Ingredientes: 250 gr almendra molida 200 gr azúcar 125 gr piñones (del país, por favor!) 75 gr almendra picada 25-30 gr coco rallado 1 patata pequeña hervida con piel o 10 gr copos de puré patata 2 huevos ecológicosEmpezamos preparando el mazapán. Pela la patata hervida y la chafas bien. O también puedes hacer un puré de patatas con los copos y 50 ml de agua (no pongas leche, ni mantequilla, ni sal!). Lo dejas enfriar en la nevera. Una vez el puré esté frío, lo pones en una cazuela ancha (donde te quepan las manos) y añades el azúcar y la almendra molida. Si lo quieres hacer con una amasadora eléctrica también lo puedes hacer (a poca velocidad e ir batiendo). Sino, ahora toca ensuciarse un poco las manos, ya que tienes que amasar esta mezcla hasta que quede una pasta bien ligada.
Tapa el mazapán (así se llama esta masa que hemos hecho) y dejar reposar durante 1 día en la nevera (aunque yo no lo hago nunca porque no me acuerdo y tampoco me quedan mal).
mazapan
Una vez reposado, separa una parte del mazapán para hacer los panellets de coco. Con el resto de la masa ya puedes empezar a hacer bolitas y medias lunas pequeñas, ya que cuando pongas los piñones y almendra se harán mucho más grandes (y no queremos que sean panellets gigantes, ¿verdad?). Esta parte de hacer las bolitas es perfecto para que te ayuden a los niños de la casa.Preparamos el adobo (también es bueno hacerlo el día antes y dejarlo reposar tapado en la nevera) … Bates bien un huevo entero y viertes los piñones. Los mesclas bien hasta que queden bien empapados. Lo tapas y guardas en la nevera. Haces lo mismo con la almendra troceada.
Al día siguiente ya acabas los panellets: coges una bola, unos piñones de los que están con el huevo y cubres toda la bola, como si fuera una croqueta. Tienes que apretar un poco los piñones, sino, no se pegan (no te asustes ¡pero las manos te quedarán asquerosas!). Una vez has terminado con los panellets de piñones, pasas a hacer lo mismo con los de almendra picada. Ya terminados sólo debes pintar un poco de yema de huevo, para que les quede un color bien dorado (opcional). Para los de coco, simplemente mezclas la masa de almendra que has separado antes con el coco rallado. Amasas bien amasado y haz montañas pequeñas. Ya los tienes listos para ponerlos en una bandeja (sepáralos bien porque se expanden) y al horno a alta temperatura (220-230º C) durante unos 6-8 minutos, para que queden dorados por fuera y un poco crujientes, pero blandos y suaves por dentro (cuidado! no te distraigas ¡que se queman en nada!)
¿No te parecen unos dulces muy fáciles y resultones? Venga, anímate a probar esta receta y nos cuentas…Bon appétit!